La dramática escasez de combustible y la inconveniente política establecida por el Gobierno Nacional respecto de los cupos para las Estaciones de Servicio en zona de frontera fueron los temas que dominaron un foro sin precedentes en la capital de Nariño, del que hicieron parte, entre otros panelistas, los senadores Antonio Navarro (a la izq) y Guillermo García Realpe, la presidente ejecutiva de Fendipetróleo Nacional, Angela Narvaez (foto); y el director ejecutivo de Adiconar, Mijair Calderón (de corbata roja).Como asistente también estuvo el presidente elegido de la Junta Directiva del fondo Soldicom, el señor Vicente Vallejo (a la derecha).

El evento, que arrancó el miércoles 20 de abril, y que terminó al día siguiente, fue organizado por la Cámara de Comercio de Nariño y consiguió darles una mirada a las fronteras de Colombia desde el nuevo contexto político, económico y social que supone un país sin Farc.

Sobre eso se basó, precisamente, la intervención del exgobernador y ahora senador de la República Antonio Navarro. El parlamentario hizo una larga exposición sobre un postulado ideológico del posconflicto que él denomina Piet (siglas de Presencia Integral del Estado en el Territorio –que dejará la guerrilla-). “El Estado nunca ha estado”, dijo el congresista sustentando con ese juego de palabras unas cifras que había dicho antes: “Hoy solo el 10 por ciento de la ruralidad tiene asistencia técnica. Algo similar ocurre con el acceso al crédito en el campo. Y así ha sido siempre”, aseguró.

Por su parte el senador García Realpe basó su exposición en la necesidad vital de nuevos proyectos sustentables que, según él, tiene el país en torno a la generación eléctrica. Sobre eso, reveló que la oferta de energía en Colombia es hoy apenas un 2 por ciento menor a la demanda, lo que se traduce en un riesgo constante que el país no puede seguir teniendo. “Superamos el apagón, pero seguimos en crisis energética”, dijo

.

García también se refirió al tema de los combustibles y los problemas de cupos en la frontera. Sobre eso, el parlamentario lanzó al auditorio algunas propuestas que no dejaron de resultar polémicas para muchos de los asistentes.

“Tenemos que garantizar que el subsidio de combustible les llegue directamente a los nariñenses, no al comercializador o transportador. Por eso, lo que propongo es identificar al usuario a través de su número de cédula, por ejemplo, de la misma manera que hace con el Sisbén”, dijo el senador. Adicionalmente propuso la formalización mediante recibos y control de la Dian sobre la venta del combustible.

Contrabando, el tema de los minoristas

La intervención de García Realpe sirvió como abrebocas al conversatorio sobre contrabando y fronteras que vino después, y en el que participaron Harold Delgado Guerrero, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ipiales (Nariño); Ligia Paola Porras, presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio de Leticia (Amazonas); Mijair Calderón, presidente ejecutivo de Adiconar y Angela Patricia Narvaez, presidenta ejecutiva de Fendipetróleo Nacional; ellos moderados por el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, Andrés Molano.

Quizá una de las intervenciones más enérgicas fue la del director Mijair Calderón, quien enfatizó en que estaba de acuerdo con la propuesta del senador García de que los subsidios les llegaran directamente a los usuarios, pero recalcó que antes debían sentarse el Gobierno Nacional con voceros de los minoristas y con el gobierno local para hacer estudios reales que consigan que la demanda coincida con la oferta de combustible.

“Tenemos que tener cuidado con generar falsas expectativas y mala fe en el sector (…). A punta de especulaciones no podemos… no podemos castigar a los nariñenses. No podemos castigar al sector”, aseveró el directivo. Cerró su intervención con una cifra que causó sorpresa entre el auditorio: “Según la Dian, el contrabando de combustible y de tres productos más generan cuatro veces el presupuesto de la Policía Nacional. Eso quiere decir que con lo que entra por contrabando se puede comprar a cada policía 4 veces”.

Finalmente, a su turno, la presidenta ejecutiva de Fendipetróleo Nacional, Angela Narvaez, se refirió a la urgencia de establecer si el sistema de cupos, tal y como lo conocemos hoy, debería o no existir. “Más allá de los parámetros que usó el Gobierno Nacional para definir el tema de cupos, uno se da cuenta de que definitivamente no se tuvo en cuenta ni a los minoristas, ni al gobierno local. Este no es un problema de Nariño solamente. Es un problema de La Guajira, del Magdalena medio, de los santanderes… de todo el país”, enfatizó. Sobre eso, la directiva mencionó que ya existe un proyecto aprobado por el fondo Soldicom que pretende establecer un panorama real que le sirva de insumo al Gobierno para expedir una normatividad adecuada y eficiente al respecto.

Compartir en:

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn